jueves, 14 de noviembre de 2013

Sorprendete de lo magnífico que eres.


Estoy convencido y casi siempre lo he estado en que es maravilloso auto sorprenderte de lo magnífico que eres cuando te lo propones por un tiempo continuo y no permanente quizás, digo para evitar caer en la perfección inexistente y seguir dándole toques de diferente intensidad de locura a tu vida en diferentes momentos.
O sea, no te azotes, que no hay nadie perfecto. jajajaja
Bueno. Solo es mi opinión subjetiva de siempre.
MAG Berumen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada