martes, 30 de julio de 2013

La luz nunca se va.

La luz nunca se va. Simplemente algo la oculta y solo se requiere, ya sea esperar a que se mueva el bloqueo, uno mismo moverse en busca de la luz o intentar mover el obstáculo. Cada opción requiere recursos diferentes y depende de uno mismo elegir cual seguir. 


MAG Berumen coach

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada